El mundo no está cambiando. Ya cambió Prueba de eso son los importantes cambios y alteraciones que se han producido recientemente en el mercado laboral, incluso en el liderazgo de las organizaciones.

Recordemos las más significativas: el trabajo presencial dio paso al home office, las empresas comenzaron a adoptar procesos tecnológicos, el liderazgo a distancia se convirtió en un reto importante.

Para superar los momentos de crisis, las empresas han tenido que romper con los anticuados modelos de liderazgo tradicional, que suelen concentrar las decisiones en una sola voz.

Los profesionales acabaron acercándose unos a otros, buscando unir fuerzas con un único objetivo: mantener la competitividad de las empresas, incluso en medio de los escenarios inciertos y adversos.

Todas estas transformaciones, que han afectado a muchos sectores y a diversas actividades, han ido cambiando el perfil ideal del liderazgo y de sus equipos.

El futuro del trabajo es colaborativo

Para tener un equipo exitoso, el líder del futuro en compras debe prepararse para una nueva fase del mercado: la era de la colaboración.

En el liderazgo empresarial, todas las personas pueden contribuir al trabajo del equipo para lograr los objetivos de la empresa.

Cuanto mayor sea la diversidad, la pluralidad de ideas y la participación de las personas en los procesos, mayores serán las posibilidades de ampliar el potencial creativo y la innovación.

Con la vista puesta en esta tendencia del mercado, aclararemos la diferencia entre el liderazgo tradicional y el colaborativo, y cómo puede aplicarse el concepto en su equipo de compras.

¡Siga leyendo!

Liderazgo tradicional versus liderazgo colaborativo

Hay diferentes perfiles de líderes y diferentes formas de ejercer el liderazgo. Sin embargo, algunos tipos no funcionan muy bien en la actualidad.

A continuación, conozca las principales diferencias entre el liderazgo tradicional y el liderazgo colaborativo.

Liderazgo tradicional Liderazgo colaborativo
La toma de decisiones se centraliza en una persona. Esa persona decide por sí misma lo que es mejor. La toma de decisiones se realiza con la participación del equipo. Todos contribuyen.
Hay una pérdida de autonomía, ya que las personas se vuelven más temerosas y toman menos iniciativas. Se gana en autonomía. El equipo se siente más cómodo para hablar de posibles mejoras.
El ambiente de trabajo es poco brillante y la gente tiende a sentirse desmotivada. La mayoría de las veces, al pertenecer a un equipo colaborativo las personas se sienten motivadas.
La gente hace tareas por obligación, se centra más en el volumen que en el resultado. El equipo tiende a asumir la responsabilidad de los productos, los objetivos y los resultados que deben alcanzarse.
Hay poca armonía y más conflictos entre las personas del mismo equipo y con otros equipos. El ambiente de trabajo es armonioso, todos se sienten a gusto para expresar sus opiniones e ideas.
Se centra únicamente en el rendimiento y el desempeño de su equipo. Se centra en el potencial y el desarrollo de las personas.
El líder tradicional tiene poco conocimiento del trabajo de la gente. No tiene tiempo para eso. El líder colaborativo tiene conocimiento del trabajo de la gente. Conoce las actividades que se llevan a cabo.
La mayoría de las veces, el líder se oculta. Evalúa a los miembros del equipo, pero no es evaluado. El líder no se oculta, escucha los comentarios y es evaluado por el equipo periódicamente.
Los líderes tradicionales suelen medir el rendimiento del equipo sólo con indicadores cuantitativos. Los líderes colaborativos tienen en cuenta indicadores cuantitativos y cualitativos para medir el rendimiento de su equipo.
La gente se queda en la empresa sólo motivada por el salario y los beneficios. La gente se queda en la empresa porque se siente parte de un equipo fortalecido.

Cómo ser un líder colaborativo en compras

Compruebe algunos consejos que hemos separado para ayudarle a ejercer un liderazgo colaborativo en su equipo de compras:

1. Trate de crear un equipo diverso

El área de compras es muy dinámica y requiere la colaboración de personas diversas con perfiles diferentes y que trabajen juntas. Así, con distintas habilidades, todos pueden contribuir a la consecución de resultados.

2. Conozca bien a las personas del equipo

El líder de compras debe tratar de conocer a cada miembro de su equipo, para entender cómo puede contribuir cada uno con el crecimiento de la empresa.

3. Esté abierto a aprender constantemente

No dude en preguntar lo que no sabe a su equipo. Además, hay que entender que los riesgos siempre existirán y que no hay respuestas exactas a todas las preguntas.

4. Comparta sus experiencias

Siempre que sea posible, comparta sus experiencias con el equipo, su trayectoria en el campo, su historial profesional. Es una forma de inspirar a su equipo.

5. Desarrolle sus habilidades de comportamiento

Las habilidades de comportamiento hacen que un líder de compras esté más preparado para el perfil del sector. Al fin y al cabo, ya han pasado los días en los que los conocimientos técnicos dominaban el sector.

6. Escuche lo que la gente dice

La escucha activa es la clave del liderazgo colaborativo. Es una forma de mostrar interés y desarrollar la empatía.

 7. Ofrezca autonomía a la gente

Un buen líder sabe delegar tareas y dividir responsabilidades. La confianza en su equipo aumenta la productividad y, en consecuencia, los resultados.

En este artículo exploramos uno de los temas más importantes para quienes trabajan con liderazgo en compras o pretenden convertirse en líderes. Comparta sus opiniones y experiencias en los comentarios.

¿Le ha gustado este contenido? Para recibir nuestras publicaciones de primera mano, introduzca su dirección de correo electrónico aquí.

¡Hasta la próxima vez!