liderar-equipe-compras-a-distancia-home-office
liderar-equipe-compras-a-distancia-home-office

Incluso antes del covid-19, el trabajo a distancia ya era una tendencia en el mundo, aunque de forma tímida. Con la llegada de la pandemia, el home office se aceleró y muchas empresas tuvieron que apresurarse a adaptarse a la nueva realidad.

Para muchos, el hogar se convirtió en la oficina de la noche a la mañana. Y entre los muchos retos que plantea el trabajo a distancia, uno de los más importantes es mantener el compromiso de los empleados.

En la publicación que hoy presentamos le mostraremos algunos consejos para involucrar a los equipos de compras en este nuevo modelo y mantener operaciones exitosas, incluso sin el contacto físico diario al que todos estamos acostumbrados.

¡Compruébelo!

Home Office: una posibilidad de aumentar la productividad

El home office ha sido percibido por la mayoría como una posibilidad de aumentar la productividad y la calidad del trabajo. Esto se muestra en una encuesta realizada por la Universidad de São Paulo (USP) sobre la percepción de los directivos durante la pandemia: el 64% de los encuestados están satisfechos con el teletrabajo y el 94% dicen que están comprometidos con sus empresas.

Esto ayuda a demostrar que el camino que seguimos es positivo. Cuando hay sinergia, la distancia física es un mero detalle. Hoy en día, las herramientas ofrecen un entorno interactivo y ayudan a mantener a los empleados más cerca unos de otros, como las redes sociales corporativas, Workplace y Slack, o los chats de grupo, en Teams y Skype.

Las plataformas en línea ayudan a gestionar los procesos de compra a distancia

En el universo de compras, la tecnología es un fuerte aliado desde hace tiempo. Sin embargo, con las restricciones impuestas por la pandemia, se ha vuelto aún más esencial. Además de las cuestiones relacionadas con la colaboración, el compliance, el ahorro y la productividad, ayuda a conectar a los compradores con los proveedores y a mantener en funcionamiento las operaciones en ambos lados de la cadena.

Por medio de una solución de Marketplace, por ejemplo, los compradores pueden encontrar una oferta variada de productos, utilizando sólo una conexión a Internet.

Por otro lado el e-Procurement, automatiza los procesos de compra y permite que los compradores gestionen desde cualquier lugar, momento y dispositivo.

El CLM ayuda a gestionar todo el ciclo de vida de los contratos y a promover la firma digital, que permite a que los usuarios firmen documentos en un entorno web y sigan el estado de las firmas en tiempo real.

Y que la Gestión de proveedores gestione e inspeccione a los colaboradores comerciales, incluso a distancia, lo cual es crucial en un mundo lleno de amenazas e no previsible.

Pero más allá de la tecnología, que es fundamental en estos nuevos tiempos, hemos seleccionado 3 consejos que son posibles formas de mantener el compromiso de los profesionales de compras en el trabajo a distancia:

1. Comunicar para comprometer

Aclarar hacia dónde quiere ir la organización y cuáles son las prioridades de la empresa: estos son los primeros pasos para dirigir las acciones de los colaboradores. Aquí es donde entra la comunicación con su papel extremadamente importante en la estrategia de las empresas.

La alineación de la información no sólo dirige a los equipos en la ejecución de las tareas, sino que también refuerza la cultura organizativa. Pero, ¿cómo adoptar una comunicación eficaz en el home office? Las reuniones semanales objetivas para alinear las tareas individuales y colectivas pueden contribuir con el compromiso de los empleados.

2. Rutina centrada en los resultados

En el home office, la jornada laboral ha ganado un poco más de flexibilidad, permitiendo a las personas comenzar sus tareas y tomar sus descansos a las horas que prefieran, dentro de lo permitido, por supuesto.

Por lo tanto, las empresas que adoptan un modelo de trabajo centrado en los resultados y permiten que la rutina se adapte a la realidad de cada colaborador, tienen más posibilidades de mantener o mejorar la productividad y la calidad.

3. Feedbacks continuos

La cultura y la práctica de los feedbacks ya se consideran esenciales para que los empleados se desarrollen y crezcan en las empresas. Un feedback firme y con empatía incentiva e impulsa hacia los resultados.

Con la ausencia de reuniones en los pasillos o durante los cafés en la oficina, las conversaciones diarias entre directivos, colaboradores y colegas del equipo han disminuido. Por lo tanto, la conversación continua, aunque sea en línea, es fundamental para llevar a los colaboradores hacia las metas que deben alcanzar.

Anteriormente hemos analizado algunas de las alternativas para mantener —o incluso aumentar— el compromiso de los equipos de compras con el trabajo a distancia. El aprendizaje del home office será para siempre y todos los consejos son bienvenidos para mejorar el éxito de las operaciones.

¿Quiere estar al día de los contenidos exclusivos del blog de Mercado Eletrônico?

Regístrese ahora para recibir nuestro newsletter.