Los últimos dos años, los retos impuestos por el Covid-19 y las tecnologías disruptivas en las cadenas de suministro han colaborado para que el área de compras sea aún más estratégica para las organizaciones.

Hoy en día, es evidente el protagonismo que tiene el sector en la consecución de resultados y competitividad. Por eso, es importante que los profesionales de compras estén al día y se adapten a los cambios que se han ido produciendo y que conforman las compras del futuro.

Pero, aunque compras ha ganado terreno en las empresas, existen algunos mitos relacionados con las actividades que dificultan la velocidad de su evolución. Uno de ellos, por ejemplo, es creer que la tecnología no es una herramienta aliada de los compradores.

Con esto en mente, hemos enumerado los 7 mitos que cercan al área de compras y a los compradores, y que deben dejarse de lado para siempre.

¡Disfrute de la lectura!

7 mitos que dificultan la evolución del área de compras

Mito 1 – Estar al día de los acontecimientos mundiales no es relevante

Los escenarios internacionales pueden afectar a las decisiones de compra. Por eso es importante estar atento a la evolución, por ejemplo, de la política, la economía y los negocios en general.

Las crisis sanitarias y las pandemias, los conflictos geopolíticos, la escasez de suministro de productos y la presión inflacionista, entre otros hechos, han llevado a las empresas a replantearse sus modelos de negocio.

Recientemente, publicamos en el blog de ME un artículo sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania y sus repercusiones en la cadena de suministro, como el cambio de las cadenas de suministro de globales a locales.

Mito 2 – La diversificación de la base de proveedores no es tan necesaria

El dinamismo del mercado B2B y los escenarios inciertos requieren que el área de compras busque constantemente fuentes de suministro alternativas.

Disponer de una amplia cartera de asociados reduce los riesgos de falta de suministro y aumenta las posibilidades de mantener las operaciones en marcha.

Además de una base diversificada, mantener una buena relación con proveedores y considerar su participación en procesos que van más allá de la compra, refuerza la innovación y el rendimiento de la organización.

Mito 3 – La automatización de los procesos de compra no es una prioridad para las empresas

Para actuar de forma más inteligente y estratégica en las organizaciones, el comprador profesional necesita liberarse de las actividades operativas, que acaban ocupando gran parte de su tiempo.

Al automatizar el ciclo de compras, mediante soluciones digitales, los compradores pueden, por ejemplo, dedicarse a la innovación, un factor indispensable para la competitividad de las empresas hoy en día.

Además, el acceso a los datos y a la información disponible en las herramientas ayuda a obtener insights (percepciones) importantes para la planificación, el análisis y el ajuste de la estrategia de compras.

Mito 4 – Las tecnologías de compra sustituirán el trabajo de los compradores

La pandemia del covid-19, un hecho más reciente, ha reconfigurado los formatos de trabajo y acelerado el proceso de transformación digital del área de compras.

La digitalización de los procesos manuales a través de soluciones es probablemente uno de los mayores temores que persiguen a los compradores, al creer que su función será descartada.

Pero, en contra del mito, la digitalización de las compras ayuda a mejorar el rendimiento de los equipos, aumenta las posibilidades de ahorro y genera más productividad, innovación y competitividad.

Mito 5 – Tomar decisiones basadas en datos requiere trabajo

Cada vez más, los compradores necesitan no sólo recopilar, sino saber analizar estratégicamente los datos de compra disponibles en el sector.

Gracias a las soluciones digitales, el profesional de compras tiene un acceso rápido a los informes y KPIs y, al seguir y medir el rendimiento del área, puede tomar las mejores decisiones.

Sin acceso a los datos y a la información, el área de compras actúa sólo basada en suposiciones, lo que aumenta las posibilidades de tomar decisiones equivocadas y de sufrir pérdidas financieras.

Mito 6 – ESG es una moda, no una tendencia

Para sobrevivir a partir de ahora, las empresas deben ser cada vez más sostenibles. Esto se debe a que, más que una tendencia, la sostenibilidad es una herramienta de innovación.

Prestar atención a la cadena de suministro y elegir asociados fiables son ejemplos de acciones fundamentales para cumplir con las prácticas ESG (acrónimo de environmental, social and governance).

Al fin y al cabo, la elección de las materias primas y de los proveedores repercute totalmente en el producto que utilizará el consumidor final, cada vez más atento a estas cuestiones.

Mito 7 – Las habilidades técnicas son más importantes que las de comportamiento

En el ámbito de compras los conocimientos técnicos son muy relevantes, pero no son suficientes para el éxito del profesional de las compras en el futuro.

Los compradores profesionales deben tomar decisiones estratégicas a menudo. Por esta razón las habilidades de comportamiento son las competencias más demandadas en la actualidad.

La creatividad, la inteligencia emocional, la mentalidad de crecimiento y el liderazgo colaborativo son algunos ejemplos de las habilidades que las empresas esperan del profesional que trabaja en compras.

En este artículo, compartimos algunos mitos que todavía cercan al área de compras y a los compradores, obstaculizando el crecimiento del departamento y de los profesionales.

¿Le ha gustado este contenido? Para recibir nuestras publicaciones de primera mano, informe su dirección de correo electrónico aquí.

¡Hasta la próxima vez!