En la publicación más reciente sobre este tema, supimos qué es y cuáles son los beneficios de contratar una plataforma SaaS. Y para continuar con el tema, abordaremos ahora los puntos principales que las empresas deben tener en cuenta al elegir este tipo de servicio.

Confianza

Como los datos que hacen que la plataforma SaaS funcione serán almacenados por los proveedores en servidores o en la nube, debe tener mucha confianza en ellos. Realice algunas investigaciones para conocer a fondo las empresas; luego evalúe sus conocimientos técnicos para mantener seguros los datos almacenados. Elija empresas que tengan buenas recomendaciones y un excelente historial de gestión y mantenimiento de datos.

Estabilidad

La herramienta y sus características deben estar disponibles las 24 horas del día. Aunque la herramienta se usa intensamente durante el horario comercial por parte de los empleados, revise si la empresa tiene equipos trabajando en otras unidades y en diferentes momentos.

Apoyo

Un problema técnico que requiere tiempo para solucionarse, o un soporte técnico que tiene una lenta provisión de servicio, pueden causar muchos daños a la empresa e interrumpir severamente el ritmo de los negocios. Elija proveedores de servicios que ofrezcan un soporte ágil de plataforma SaaS, disponible en todo momento.

Confidencialidad

La información confidencial de su empresa es extremadamente importante para su negocio. Incluso si esta información tiene que viajar entre los equipos y el tablero, puede causar un gran problema de operación si se pierde o se la roban. Por lo tanto, no es prudente confiar en los canales más comunes utilizados por los empleados para comunicarse con cualquier proveedor de servicios. Evalúe qué características puede ofrecer cada proveedor para ayudar con la seguridad de la información, y así mantener la integridad comercial dentro de la plataforma SaaS.

Integración

Busque una plataforma que permita una fácil integración con todos los programas que son importantes para su negocio. La integración entre plataformas optimiza el trabajo y aumenta el rendimiento del equipo hasta un 25%, según la consultora McKinsey.