Plataforma SaaS

¿Qué es el SaaS?

Software as a Service, también conocido como SaaS, es una forma de hacer que el software y las soluciones tecnológicas estén disponibles a través de Internet, como un servicio. El concepto detrás de este acrónimo es la optimización de recursos. Es decir, en lugar de invertir en infraestructura, dispositivos y equipos de mantenimiento, y aún asumir todos los costos adicionales, contratar un servicio SaaS permite a las empresas dirigir sus recursos a lo que realmente importa: los procesos comerciales.

Con este modelo, la empresa no tiene que preocuparse por instalar y actualizar tanto el hardware como el software. El acceso es simple y solo se requiere una conexión a Internet. Los proveedores de servicios se encargarán de administrar los inicios de sesión y de mantener el marco de seguridad de datos, la conectividad y todos los servidores necesarios para un funcionamiento adecuado de las herramientas.

¿Cuáles son los beneficios de contratar una plataforma SaaS?

Accesibilidad: como la plataforma se encuentra en la nube, se puede acceder desde cualquier computadora o dispositivo móvil, donde sea y cuando sea necesario.

Mantenimiento: al elegir una solución de software como servicio, la empresa no tendrá que contratar soporte local para manejar los errores de la plataforma, ya que el proveedor de servicios se encargará de los problemas vía remota.

Actualización: el proveedor de la plataforma maneja las actualizaciones y mejoras ocasionales, lo que elimina la necesidad, para la empresa, de descargar o instalar aplicaciones.

Ahorro: en el caso del software contratado como servicio, la empresa no tiene que preocuparse por los costos del equipo, los sistemas de aire acondicionado y el espacio para instalar el sistema, ya que todo se almacena en el centro de datos del proveedor. Por lo tanto, los gastos se limitan básicamente al paquete de Internet y la tarifa mensual de la plataforma, lo que hace que la opción sea más barata a largo plazo.